Ganadores del III Concurso de Redacción Breve Centro Universitario Villanueva

Los alumnos de primero del Área Jurídica y Empresarial del Centro Universitario Villanueva realizaron durante los seminarios del Curso Cero un ejercicio de improvisación y redacción. Se trataba de redactar una historia en tan sólo 10 minutos que contuviera el siguiente SMS:
L HE PERDIDO. NO SE K HCER. NCSITO VRTE. NS VMOS DOND SEMPRE

EQUIPO FINALISTA:
MARÍA REGOJO, Mª DEL CARMEN ALMODÓVAR
EQUIPO GANADOR:
JUAN MEDRANO, PABLO BORHO, PABLO GALÁN

A continuación reproducimos las historias que presentaron el Equipo Finalista y el Equipo ganador.
¡Enhorabuena a todos!

Finalista

Ya lo había dado todo por perdido, cuando, de repente, sonó el móvil. Lo último que me podía imaginar era que el mensaje fuera de ella, pero lo era. Nervioso y un poco aturdido pulsé la tecla que abría el mensaje. Este decía:
“L HE PERDIDO. NO SE K HCER. NCSITO VRTE. NS VMOS DOND SEMPRE”
Una ola de esperanza inundó mi cuerpo. ¿Volvería a verla? ¿Sería todo como antes?
La idea de que Sandra se quedara conmigo me volvía loco. Pero aquella esperanza mía se vio manchada por la preocupación de las consecuencias que tendrían para ella haber perdido el vuelo. Nadie se creería que realmente lo había perdido. Todos creerían que lo había hecho por mí.
De cualquier forma necesitaba verla, hablar con ella y volver a besarla. Así que me dirigí hacia donde siempre quedábamos. Hacia donde el tiempo se paraba. Hacia el origen de lo nuestro…

Ganador

“El navaja” salía del gimnasio. Había quedado con un posible comprador. Iba a depositar la bolsa de deporte en la taquilla cuando se percató de que le faltaba la mercancía. Angustiado al imaginar las posibles represalias, empezó a buscar por la zona: mendigos, ladronzuelos conocidos, nada. Sacó corriendo el móvil del bolsillo y decidió pedir ayuda a su amigo del barrio, conocido como “el piruleta”. Sabía que, o lo solucionaba pronto y sin que su jefe se enterara, o podía darse por muerto:
“L HE PERDIDO. NO SE K HCER. NCSITO VRTE. NS VMOS DOND SEMPRE”
Llevaba esperando casi tres horas en el club de alterne La Lola cuando apareció “el piruleta”. Le contó lo sucedido. Decidieron que lo más sencillo, aunque también arriesgado, era robar a unos camellos de poca monta que aparecían de vez en cuando por los barrios ricos de la ciudad. Los camellos eran cinco y sería realmente difícil arrebatarles su botín pero no les quedaba otra. Sacaron sus pistolas y los otros respondieron. El piruleta resultó gravemente herido pero habían conseguido lo que querían. Todo fue muy rápido y mereció la pena. De hecho, al abrir la bolsa se dieron cuenta de que la droga robada era la suya… ¡Casualidades de la vida!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Te interesa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s